Nuestra Señora de la Aurora
  Nuestro Párroco nos saluda
 


Queridos amig@s

 


     Me gustaría comenzar estas palabras de bienvenida, agradeciendo al Grupo de Fieles de Ntra. Sra. de la Aurora de Fuentes de Andalucía por la creación de esta página web como un canal de “nueva evangelización”, y la oportunidad que me brindan como párroco de esta comunidad, de dirigirme a todos vosotros por medio de ella y animaros a entrar en esta web para conocer más profundamente los proyectos, actividades y servicios que se llevan a cabo durante el curso pastoral en nuestra parroquia. También invito a otros grupos parroquiales, asociaciones o hermandades a crear estos espacios virtuales como medios adecuados para ofrecer nuestra fe cristiana a los hombres y mujeres de nuestro tiempo.

 

     Quisiera recordar la importancia que tiene en la Iglesia la búsqueda constante de nuevas formas y métodos para llevar el nombre de Cristo y su mensaje a todos los lugares de la Tierra, y precisamente en estos momentos en los que la globalización afecta a todos los ámbitos de la vida, incluir también la dimensión espiritual, fundamental para el desarrollo integral y pleno del ser humano. Es por ello, que el cristiano no debe desaprovechar estos medios virtuales y usarlos como cauce para mostrar la belleza de la fe y su expresión a los demás, incluso  a los que viven a grandes distancias. En esta línea, el mismo papa Benedicto XVI exhorta a los cristianos a usar internet, redes sociales… para llevar la Buena Noticia de Jesús, el Reino de Dios, a todos los rincones del Orbe. Leamos al Santo Padre: 

    
“Las vías de comunicación abiertas por las conquistas tecnológicas se han convertido en un instrumento indispensable para responder adecuadamente a estas preguntas, que surgen en un contexto de grandes cambios culturales, que se notan especialmente en el mundo juvenil. En verdad el mundo digital, ofreciendo medios que permiten una capacidad de expresión casi ilimitada, abre importantes perspectivas y actualiza la exhortación paulina: «¡Ay de mí si no anuncio el Evangelio!» (1 Co 9,16). Así pues, con la difusión de esos medios, la responsabilidad del anuncio no solamente aumenta, sino que se hace más acuciante y reclama un compromiso más intenso y eficaz. A este respecto, el sacerdote se encuentra como al inicio de una «nueva historia», porque en la medida en que estas nuevas tecnologías susciten relaciones cada vez más intensas, y cuanto más se amplíen las fronteras del mundo digital, tanto más se verá llamado a ocuparse pastoralmente de este campo, multiplicando su esfuerzo para poner dichos medios al servicio de la Palabra.
 ¿Quién mejor que un hombre de Dios puede desarrollar y poner en práctica, a través de la propia competencia en el campo de los nuevos medios digitales, una pastoral que haga vivo y actual a Dios en la realidad de hoy? ¿Quién mejor que él para presentar la sabiduría religiosa del pasado como una riqueza a la que recurrir para vivir dignamente el hoy y construir adecuadamente el futuro? Quien trabaja como consagrado en los medios, tiene la tarea de allanar el camino a nuevos encuentros, asegurando siempre la calidad del contacto humano y la atención a las personas y a sus auténticas necesidades espirituales. Le corresponde ofrecer a quienes viven éste nuestro tiempo «digital» los signos necesarios para reconocer al Señor; darles la oportunidad de educarse para la espera y la esperanza, y de acercarse a la Palabra de Dios que salva y favorece el desarrollo humano integral. La Palabra podrá así navegar mar adentro hacia las numerosas encrucijadas que crea la tupida red de autopistas del ciberespacio, y afirmar el derecho de ciudadanía de Dios en cada época, para que Él pueda avanzar a través de las nuevas formas de comunicación por las calles de las ciudades y detenerse ante los umbrales de las casas y de los corazones y decir de nuevo: «Estoy a la puerta llamando. Si alguien oye y me abre, entraré y cenaremos juntos» (Ap 3, 20)” (Mensaje del Papa Benedicto XVI para la XLIV Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, Domingo 16 de Mayo de 2010).

 

     Por tanto aquel que se considere seguidor y amigo de Cristo, no tiene más remedio que comunicar en los foros de la actualidad, aquello que ha sentido, que ha palpado, que ha experimentado, que ha vivido… no puede guardarse las “buenas noticias” para sí mismo. Transmitamos pues con verdadera alegría a través de estos nuevos medios que nos ofrecen los avances tecnológicos, la fuerza imparable de la fe, que transforma de raíz el corazón del hombre devolviéndole la esperanza y el amor, si dejamos que Dios sea Dios.

 

Un saludo fraterno a tod@ los que visitéis esta página.

D. José Antonio Martínez Jiménez.
Párroco de Santa María la Blanca
Fuentes de Andalucía.
 


 
  Los que han visitado la web de Ntra. Sra. de la Aurora son: 61579 visitantes
Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic
 
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=